Copyright © 2017 Archdiocese of Boston | All Rights Reserved
El Mensajero
Número 90
16 de Enero de 2017
Un nuevo año
Portada
¡Año Nuevo, vida nueva!
En esto se basan nuestros propósitos para el
nuevo año. Siempre queremos empezar de nuevo,
y este tiempo parece propicio para ello.
El problema es que cada vez que nos
proponemos algo, nos tropezamos con
nuestras limitaciones, que en el fondo
no son más que nuestros pecados.
La auténtica manera de comenzar de nuevo
se llama conversión, y consiste en
dejar que sea Dios quien nos guíe.
No es fácil, porque comienza con llegar
a la convicción de que yo no puedo,
y nuestro ego siempre se rebela.
Por eso, el primer don que debemos pedir a Dios,
el más fundamental, es la humildad.