Copyright © 2016 Archdiocese of Boston | All Rights Reserved
El Mensajero
Número 78
13 de Enero de 2016
Invierno: Una llamada a lo alto
Portada
El invierno parece un símbolo de la soledad,
incluso de la interrupción de la vida.
Tiene connotaciones hostiles, nada amigables.
En el invierno parece que todo es más difícil,
cuesta más esfuerzo. Nos puede llevar hasta
la nostalgia, e incluso a la depresión.
A mucha gente no le gusta el invierno,
y huyen de él a climas más cálidos.
El invierno, no obstante, puede también
llamarnos a la superación de los obstáculos,
a tomar la vida en serio, a luchar por algo digno.
Dios nos llama a lo alto en el invierno, a mirar al
cielo, pero no para esperar que nos caiga nada
regalado, sino para situarnos en nuestra vida en el
lugar que Él nos ha puesto y seguir sus pasos.