Copyright © 2009 Archdiocese of Boston | All Rights Reserved
El Mensajero
Número 7
28 de Octubre de 2009
Todos los Santos
Portada
El Papa Juan Pablo II, de grata memoria, anunció repetidamente la
llamada universal a la santidad. Lo que se ha venido a llamar “la
Iglesia triunfante”, es decir, los que ya murieron en el amor de Dios
y se han incorporado a la santidad de Dios para siempre, son para
nosotros ejemplo y ocasión de ánimo.

Tantos de ellos se confesaron grandes pecadores, pero la gracia
de Dios fue más fuerte. También nosotros debemos aspirar a la
santidad, no en un acto de vanagloria, pensando que somos
mejores de lo que realmente somos, sino en un acto de fe,
convencidos, como dice el salmista, de que “el Señor acabará en
mí lo comenzado, porque es eterno su amor”.