Copyright © 2017 Archdiocese of Boston | All Rights Reserved
El Mensajero
Número 94
15 de Mayo de 2017
Los hijos son la promesa del futuro
Portada
Nada da más alegría que ver niños jugando en
un parque. Los niños son un signo de esperanza,
de que hay un futuro para nuestra sociedad.

Debería potenciarse la idea de que
los niños son un bien, un don.
Nada más triste que una sociedad sin niños.
La ancianidad no es triste si hay niños.
La ancianidad sin niños es la soledad de la muerte.

¡Quiera Dios que nuestra sociedad
no se cierre a la vida,
y que la risa de los niños
nos haga a nosotros sonreír y alegrarnos!